Cobots vs Robot industrial

Automatización Industrial Puebla, Mesas de Ensamble, Racks, Conveyors, Poka Yokes, Fixtures y PLCs.

cobots

Tanto los cobots como los robots industriales se introdujeron hace ya bastantes años en el mundo de la industria y, es evidente que existe una competencia entre ambos. Presentes durante décadas en las cadenas de producción, los robots industriales convencionales han demostrado durante mucho tiempo su eficacia. Pero en cuanto nos encontramos con ciertas dificultades, los cobots son más cómodos y eficaces. ¿Cuáles son sus diferencias? ¿A qué se oponen? Y, ¿cómo se complementan? Te lo explicamos.

 

¿QUÉ SON LOS COBOTS?

Los cobots son brazos robóticos de 6 ejes que están articulados. Desde que fueron creados, los cobots se han empleado para realizar trabajos en entornos industriales y, durante muchos años, han logrado impulsar la productividad a unos niveles inimaginables hasta el momento. Gracias a los avances tecnológicos los robots colaborativos son capaces hoy en día de llevar la automatización industrial a nuevas alturas ya que pueden ocuparse de tareas inaccesibles para los robots industriales.

 

UN DISEÑO COMPLETAMENTE DIFERENTE

Los cobots y los robots industriales tradicionales se diferencian en muchos aspectos. El robot industrial produce de forma masiva, ocupa mucho espacio y, a menudo, permanece en una posición fija. En cambio, el cobot es compacto y ocupa poco espacio. Además, se puede reubicar en cualquier lugar sin ningún tipo de problemas.

 

SEGURIDAD

Los robots industriales, por su actividad intensiva, en ocasiones pueden resultar peligrosos. Por esto, no pueden instalarse sin barreras de seguridad que protejan a las personas. La ausencia de sensores de fuerza (que dota al robot de la capacidad de conocer su entorno y que le permite detenerse automáticamente en caso de una intrusión en su espacio), sumado a su elevado peso, convierte a los robots industriales en herramientas potencialmente peligrosas.

Por el contrario, los cobots están equipados con sensores que les permiten detenerse en caso de obstrucción o necesidad. Gracias a su ligero peso, un choque no tendría por qué ser peligroso. En conclusión, la misión de los cobots es ofrecer la oportunidad de eliminar las barreras de seguridad para llevar a las personas al corazón del proceso productivo y facilitar su integración en una cadena de producción.

USO Y PROGRAMACIÓN

Quien habla de robótica también habla de programación, y para muchos profesionales, sigue siendo un conocimiento específico que solo conocen unos pocos. Esto ocurre con los robots tradicionales, pues son máquinas complejas que requieren la intervención de un experto. Ocurre lo contrario con los cobots, que son más fáciles de manejar y pueden ser programados por cualquier persona sin necesidad de pasar por un periodo de formación previo.

Además, la puesta en marcha es otro punto de diferenciación entre el robot industrial y el cobot que, a diferencia de los robots convencionales, puede estar operativo en menos de 12 horas.

 

VERSATILIDAD VS. ESPECIALIDAD

Realmente, la mayor diferencia entre los cobots y los robots tradicionales se encuentra en la lente de cada uno de ellos. Un robot tradicional se imagina, planifica, construye y utiliza con un único propósito. Y ese propósito lo podrá resolver con una eficiencia óptima. El cobot, en cambio, puede estar desarrollado para realizar una sola tarea o para realizar varias según las necesidades de producción. Se puede reprogramar de forma sencilla para que realice una nueva serie de tareas, de forma rápida y sin necesitar la ayuda de un experto en robótica.

Por último, mientras que el robot hace su trabajo solo, el cobot trabaja como ayudante del trabajador y no como sustituto. Son varias las ventajas de trabajar junto a un cobot ya que son capaces de trabajar hasta 24 horas ininterrumpidas, están preparados para ejercer la fuerza requerida para las tareas más pesadas y realizan labores repetitivas de forma eficiente, dotando al producto de la mejor calidad. Además, permite a las compañías lograr elevados niveles de productividad.

 

CONCLUSIÓN

Al fin y al cabo, el debate no se centra tanto en si los cobots son mejores que los robots tradicionales, o en si son más fáciles de usar. El desafío es saber identificar cuál es el que mejor se adapta a cada situación. Aunque el cobot, gracias a su versatilidad y a su rápido retorno de la inversión, nos indica que es capaz de cumplir con una mayor cantidad de desafíos industriales en el mundo laboral actual.

 

 

Fuente: blog.universal-robots.com/es/cobots-vs-robots-industriales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *